domingo, 21 de noviembre de 2010

1

By ijakopen


Mi querida amiga:

La distancia no será una excusa, bien lo sabes querida, bien lo sabes. Ya echo de menos el olor y la luz de París, pero no quiero llenar mis cartas de autocompadecencia, ni tampoco de quejas absurdas de niña mimada, voy a ser una mujer casada y madre me dijo que tengo que dominar mi carácter para hacer feliz a mi futuro esposo.

Hace apenas unos minutos que hemos embarcado padre y yo. Está más callado de lo normal, me mira muy severamente, incluso parece que su barba está mucho más blanca de lo habitual. Creo que está muy preocupado por mí.

No te contaré mi despedida, cómo le dije adiós a mamá madre, y a mi dama de compañía Justinnne, tampoco te diré cómo Lisse, e incluso Emanuelle, se despidieron de mí entre lágrimas. Yo misma lloraría sobre el papel y eso estaría muy mal. Tengo que dominar mi carácter rebelde.

En un par de días llegaré al puerto y aún tendré varias horas de camino en carruaje hasta llegar a la mansión de mi futuro esposo. ¿Cómo será? ¿Será feo? Desde luego no debería ser feo… padre no ha querido revelarme su aspecto así que sospecho que no me gustará, o quizás sí. Querida, no puedo evitar sonreír al imaginar su aspecto. Lo imagino como aquel muchacho que vimos en el Jardín del Luxemburgo, ¿Lo recuerdas? Yo hice un comentario sobre su pelo y sus ojos, y él entonces nos miró. Era muy apuesto… Tú me reprendiste, cómo de costumbre, y me dijiste que no era digno de una dama hablar así, pero en aquel momento mi corazón tenía alas. Creo que sí que lo recuerdas, quise ir a entablar conversación con él pero no me dejaste. Suspiro. Suspiro. Suspiro… ¡Ojalá sea cómo aquel muchacho!

Desearía extenderme más en mi misiva, querida, pero me temo que no tengo mucho que contarte, por el momento paso las horas imaginando a alguien apuesto, y sin embargo tengo la casi certeza de que mi marido no será bien parecido, sino padre me hablaría con ilusión.

¡Camille! ¡Seré desdichada hasta mi muerte!

Mi humor empieza a decaer así que será mejor que termine ya mi misiva.

¡Querida amiga! cuéntame algo alegre; para cuando vuelva a escribirte, tendré el alma hecha girones. Lo sé.
Con cariño:



Arianne



P.D: Disculpa los tachones, no me siento con la fuerza necesaria para empezar de nuevo la carta, la he empezado un par de veces y ha pasado lo mismo. Sé que sabrás disculparlo.

2 Cuchicheos:

Marcos Callau dijo...

Estrupendo. Me encanta la manera de escribir esta entrada, con tachones y todo, como si se tratara de una carta real. Enhorabuena. Por cierto, Arianne debiera saber que un corazón rebelde nunca se puede dominar, como le ocurriío a Jane Eyre. Seguiré entrando en este blog siempre. Un saludo.

¢rónι¢αѕ ∂є ∂íαѕ ℓℓυνισѕσѕ dijo...

Marcos, No iba a pasarte desapercibido algo como los tachones, lo sabía, justo lo hice con esa intención, le da un toque de realidad a la carta muy tierno.
Sí…. Alguien le debería de decir a Arianne algo así, pero me temo que su madre le ha metido eso en la cabeza que es una salvaje.

No sabes cuánto me alegra tenerte por aquí también.

¡Un abrazo!

No te pierdas estos bailes:

Etiquetas

Visitas

Seguidores

Personajes

A continuación la aparecía de los personajes que aparecen en la historia:

Otso

Otso
(Eicca Toppinen)
Con la tecnología de Blogger.

Autoras

  • Menghapus Goresan Dari Lantai Kayu - Berikut adalah beberapa alasan mengapa banyak kehangatan dan tekstur ke kamar. Hal ini juga akan menghilangkan masalah yang disebabkan oleh goresan lant...
    Hace 7 meses
  • ~**~ - *Podrás infligir en mi corazón una herida mortal, podrás cercenar mis alas, incluso podrás sellar mis parpados.* *Pero nunca, nunca podrás poseer mi voz,...
    Hace 2 años