domingo, 5 de junio de 2011

HISTORIA - 8ª PARTE

Justo cuando la pregunta es demasiado justa como para ignorarla o rehuirla, alguien irrumpe en la habitación. Camille no puede evitar temer que sea la madre de Arianne nuevamente, y suspira aliviada al ver a Otso, que, aunque un poco alborotado y confuso, se dirige a ellas amablemente. Sonríe al escuchar que casi llama por ese extraño nombre a su amiga, nota en él un cariño sincero, sabe que serán felices juntos. Él no debería estar observando el vestido, pero su frescura le recuerda a un niño en problemas, no dirá nada por el momento.


Al escuchar las actitudes de aquella que la trajo al castillo, frunce un poco el seño, en pocos días, la imagen impoluta que la madre de Arianne ostentaba ante sus ojos ha ido desvaneciéndose, casi todo su mundo estaba haciéndolo, ¿Tan equivocada había estado? ¿Es que las cosas siempre habían sido tan extrañas, su matrimonio, las personas, los niños, el amor, y ella no lo había notado? No era el momento para esos pensamientos.

-No se preocupe, Monsieur, la situación lo amerita. Ya tendremos tiempo para ponernos al día con su futura esposa. – Una sonrisa cálida acompaña sus palabras.


Arianne hace su aparición, el vestido es maravilloso, se alegra tanto de poder compartirlo con su amiga, el dorado y el cobre de sus cabellos hacen una combinación ilustre. Puede ver en los ojos del prometido como se le ilumina el mundo. Sí, eso es amor. Su amiga aún se encuentra un poco turbada por las palabras de su madre, puede presentirlo, deberá hablar con ella, ahora sabe que es amor, y que el amor no puede ser reprochado ni estar equivocado. Al menos no en unos jóvenes a punto de contraer nupcias.

-No entiendo como las mujeres soportan la vida en sociedad - comenta Otso. Esas palabras no podrían haber llegado en peor momento. De repente, todos sus recuerdos le pesan, debe reprimirlos uno a uno, no es su momento, no, no lo es, ya tendrá tiempo de sobra para pensar cuando la boda acabe y pueda pedir consejo a su amiga, a la valiente, a la viva, a la que siempre sabía seguir su corazón, o cuando regrese a París, a su soledad, a su balcón solitario, a sus quehaceres mecánicos y a su marido ausente. “Yo tampoco puedo comprenderlo ya, pero no importa”, Piensa mientras los enamorados se miran como Lucien y ella jamás se han mirado.

-No saldré ahí afuera hasta que no vengan ambas conmigo. – Anuncia Otso, ambas sonríen cómplices.


-Si Arianne considera que estoy presentable, vayamos. – Mira a Otso orgullosa del cariño que le profesa a su amiga. – No lo hagamos padecer más. No se lo merece.


Se acerca a su amiga y susurra.


-El vestido es tuyo, creo que a todos nos ha encantado en tí.

0 Cuchicheos:

No te pierdas estos bailes:

Etiquetas

Visitas

Seguidores

Personajes

A continuación la aparecía de los personajes que aparecen en la historia:

Otso

Otso
(Eicca Toppinen)
Con la tecnología de Blogger.

Autoras

  • Menghapus Goresan Dari Lantai Kayu - Berikut adalah beberapa alasan mengapa banyak kehangatan dan tekstur ke kamar. Hal ini juga akan menghilangkan masalah yang disebabkan oleh goresan lant...
    Hace 10 meses
  • ~**~ - *Podrás infligir en mi corazón una herida mortal, podrás cercenar mis alas, incluso podrás sellar mis parpados.* *Pero nunca, nunca podrás poseer mi voz,...
    Hace 3 años