miércoles, 1 de diciembre de 2010

5



Querida Camille:

Esperaba que me llamaras exagerada, he sonreído cariñosamente al leerte... esperaba eso de ti, necesitaba tu aplomo, tu valor y tu paciencia en éstas situaciones. Las necesitaba fervientemente querida mía.

Ya estoy más tranquila, no sé por qué, pero éste hombre parece más gentil y amable conmigo. Creo que padre ha mantenido una conversación con él después de lo sucedido la otra noche: por error, cenando, terminé tirando un par de copas al suelo y Otso se levantó repentinamente. Me asusté tanto que grité y me tapé la cara como un animal acorralado. Quizás fui muy exagerada. Pero tenías que haberlo visto, tan grande como es, tan fuerte.... y yo tan pequeña, ya sabes cómo soy. Se marchó pensativo y no volví a verlo en un par de días. A la mañana siguiente había un ramo de flores, metidas en un jarrón, esperando en mi mesilla de noche. ¿Es esto algo romántico? Creo que prefiero odiarlo, y tenerle miedo que amarlo. No quiero amar a alguien tan rudo… No quiero.

Su mirada me sigue inquietando, y me ruborizo cuando escribo esto pero creo que la noche de nupcias, éste hombre me devorará como un animal. ¡No te escandalices por mi proclamación! Siempre que digo alguna barbarie poco digna de una dama me reprendes…. Pero ahora está justificado porque dentro de poco seré la mujer de un bárbaro. Acostúmbrate.

Padre me ha comunicado que no se marchará hasta que nos casemos y que madre vendrá a la boda. También me ha dicho que está enseñando a hablar francés a algunas criadas para que no me sienta tan sola. Me siento mal con él, mi supuesto bienestar le da muchísimo trabajo.

Querida, siento decirte que lo me comentas sobre Lucien no es algo fuera de lo común, siempre me has hablado de ello, aunque en tus letras siento cierta amargura que a viva voz habías logrado dominar y disimular. Me apena imaginarte desayunando sola ¿Recuerdas las mañanas en las que acudía sin avisar a tu casa para que desayunáramos juntas? Necesitas otra amiga como yo que haga eso y te saque de casa y de los quehaceres... Promete que buscarás alguna. Odio verte tan aburrida.

¿Madelaine? ¿La mujer del conde? ¿Otro hijo? Dios mío.... ¿Tres? ¿Pero cuánto hace del último? apenas un año...

Así que Julien... siento advertirte que he podido leer la palabra tachonada y que no te guardo rencor. Conociendo tus gustos, o lo que he podido dilucidar de ellos, advierto que será un hombre muy apuesto... Pero no diré nada, aunque me encantaría preguntarte sobre él, y sobre qué tal fue la noche y qué tal es su hermana.... pero no lo diré, fingiré que no he leído la palabra tachonada si lo prefieres así.

Por favor Camille, dime que vendrás a mi boda, nada me haría más feliz.
Con cariño:


Arianne

P.D.: Sigo sin sonsacarle qué significa ese nombre por el que me susurra. Ni siquiera me nombra cuando se refiere a mí, solamente me susurra ese nombre y yo tengo que responderle. Lo odio. En mitad de mi misiva, ha irrumpido en mi alcoba sin llamar antes a la puerta o anunciarse y me ha susurrado ese maldito nombre: “Tuonella… dime… a quién escribes”. Con su voz grave y esos ojos…. He procedido a explicarle que escribo a mi amiga Camille, me ha dicho “perfecto” Y se ha marchado.

1 Cuchicheos:

Marcos Callau dijo...

Hombre, pues lo del ramo de flores es un detalle... para un hombre tan rudo, descortés y poco acostumbrado a tratar con las damas, quiero decir. Lo de entrar sin avisar ha estado mal pero bueno, a ver si Camille va a la boda.

No te pierdas estos bailes:

Etiquetas

Visitas

Seguidores

Personajes

A continuación la aparecía de los personajes que aparecen en la historia:

Otso

Otso
(Eicca Toppinen)
Con la tecnología de Blogger.

Autoras

  • Menghapus Goresan Dari Lantai Kayu - Berikut adalah beberapa alasan mengapa banyak kehangatan dan tekstur ke kamar. Hal ini juga akan menghilangkan masalah yang disebabkan oleh goresan lant...
    Hace 6 meses
  • ~**~ - *Podrás infligir en mi corazón una herida mortal, podrás cercenar mis alas, incluso podrás sellar mis parpados.* *Pero nunca, nunca podrás poseer mi voz,...
    Hace 2 años